Coplas do cego do terceiro ollo.


Las lenguas de doble filo
contaronme hace muy poco
tremenda historia gaitera
de esas de 'viene el coco'.

Estribillo:
Viñéchesme ver Manuel,
pensaches que me enganabas
son cego máis só de un ollo,
os outros non teñen nada.

Señor de lejanas tierras
y su séquito aguerrido
planeaban con esmero
un festival divertido.

-'Habrá gaitas a montones
de todo el mundo venidas,
y también de nuestra tierra
para que luego no digan...'

[Estribillo]

Y pusiéronse a cavilar
cual sería la manera
de llevar a los mejores
sin vaciar la cartera.

-'Les diremos que viniendo
de seguro promocionan
y, con un poco suerte,
sus jornales nos perdonan.'

[Estribillo]

Y mandó a sus emisarios
con la orden de pactar
con los músicos la paga
con esta excusa sin par:

-'Cuestan mucho de traer
los gaiteros extranjeros
por eso, para vosotros,
no nos llegan los dineros.'

[Estribillo]

Ofrecieron mucho menos
de lo que cobrar debían
ni a la mitad llegaba
del pago que merecían.

Y vendiéronles la moto
que por buena causa era
que por acercar posturas
la pena bien mereciera.

[Estribillo]

Señor de tierras lejanas
vaya pote que te das,
que buscas la propia gloria
a costa de los demás.

Esta historia nos enseña
esta linda moraleja:
el que quiera buena música,
que la pague a tocateja.

[Estribillo] Rebis y fin.

Asdo: O Cego do terceiro ollo.


Se tes algo que dicir: José J. Presedo.